26 de junio de 2008

La primera esperanza.


Bonita con sabor a bechamel.
Vestida con tutú, y tus zapatitos de charol retumbando en la alfombra.
Que bello es verte cuando ocultas tu rostro y tu cabello bajo un bonete!.
Bonita muñeca de porcelana.
Maquillada con la primavera y opacada con el otoño.
Que bello es sentir tu aroma de arbolito en sombra.
Desvestida por el viento y los ocasos.
¿Es que acaso no ves que te estoy mirando?
Bonita con sabor a bechamel.
Tus barriletes me dibujan
y desde el otro lado de la vereda,
yo te guardo en mis párpados.
.
.
Con y para mi Quijote.

3 comentarios:

Quijote (El insurrecto) dijo...

Me encanta ver como los segundos se van corriendo y detrás del manto oscuro del futuro inmediato se puede observar la translucida de cortina de tu encuentro. No hallo un léxico adecuado para plasmar esta catarata de sentimientos que hacía ti dirijo.
Si ya con la forma en que trataste la foto me mataste, con el final de "Con y para mi Quijote" me terminó de tumbar.
Te quiero tanto, tanto, tanto.
Nos estamos tocando, viendo, oliendo, etc.

Recontra dijo...

Vale la esperanza...

.gpb dijo...

hola!! muy lindo blog
q bueno q compartas tu hermosa escritura
te mando un beso!!

saludos