20 de junio de 2008

Al cielo que llueve.


Te dedico todas las rimas, todo el sabor, todos los colores, las veredas, los atisbos, el jugueteo inevitable de mis dedos en el mantel. Te regalo en silencio mis palabras, mis mentiras, mis zapatos - aunque sean de charol -, mis cicatrices, mis migrañas, mis mocos y mis rabias; mis uñas descuidadas, mi hambre y mi sed, mis almohadas, las camas que siempre extraño, las paredes que siempre escribo, mis párpados, mi maquillaje, mi nuca encendida y todo lo que hay.
Te dedico toda la respiración - mía y de quien quieras -, todas las carcajadas, las estalactitas, las fotos arrugadas, mi piel canela y mi pelo salvaje.
Te dedico todo lo cabe en mi boca, y un poco de más también.
Y sé que aunque somos de arena, podes entender que ya no quiero verte llorar.
Por eso Cielo, te dedico todas las canciones, y todo lo que van pisando tus pies.

2 comentarios:

Xaj dijo...

Tanto nos escupe.
Tanto nos da.

Sol y cielo, fiesta de astros. Placebo terrenal.

Saluditos.

fico dijo...

Esta lindo el blog crash, pasaba a dejar invitaciones para cuando quieras conocer ficoland, está abierto de viernes a miercoles. Los jueves abre hasta el mediodía porque no nos abastecen de nafta para el grupo electrogeno.

Lindas poesías, lindas cosas hay por aquí...

Besotes

fico (from ficoland)