12 de junio de 2008

Cántico

Sos ese viento vacío
que va abrazando mi voz.
Tal vez, este frío no muerde
y ves que tu sombra llora.
Sos esa calle olvidada
que yo camino y camino.
Tal vez esa noche no llegue
y hoy deje de perderte.
Soy ese mar aburrido
buscando una orilla para morir.
Sos ese viento vacío
buscando desnudar mi calor.

1 comentario:

Quijote (El insurrecto) dijo...

El viento, el viento. Sería monótono y decadente si abstrayera mis reflexiones a su mecánica fisica y olvidara que sin él no podría gozar de este absurdo tesoro que es mi olfato lobezno. ¿Donde me agazaparía durante las noches para saltar sobre la vida? ¿Le brindaría esta minuscula brasa a pieles relucientes que cubren cadaveres nauseabundos? ¿Sería lo que soy? Le debo tanto resplandor a la primavera del invierno como aquellos besos que se olvidó de entregarme el verano.

Ya se te extrañaba por estos pagos, guadita. Una de las tantas varas que intentan medir el afecto dice que se puede medir la intensidad del mismo en base al sentimiento que provoca la ausencia del objeto analizado en nosotros" Y creeme "te extrañé".
¡Saludos y nos estamos Viendo!