20 de mayo de 2008

Dontoch.






¿Sabes amar sin tocar?. Es que todos los palpitos del sentimiento se esconden silenciosamente en el vértigo salvaje y crudo del límite entre la llema desnuda y hambrienta de tus dedos y mi cuerpo vestido sólo de piel. Amar sin tocar, eso es desgarrarse el alma, arrancarse con rudeza toda la carne, toda la hipócrita mentira de que la totalidad del ser está despilfarrada en el roce fortuito y ardiente.
Es que todo el sol se olvida de mojarnos con su luz, de besar nuestros pies. Suspirá mi silueta, observá mi alma y mi cuerpo, estan desnudos. Silencia sus poros de animal, enjaula su lengua juguetona. Y siente, sin tocar. Así se despierta la libertad.

1 comentario:

Quijote (El insurrecto) dijo...

Ser libre es conocer y dominar cabalmente cada uno de nuestros instintos primarios.
Olvidar la piel, olvidar el rostro y dejar que toda nuestra carne se bañe de luz.

Perdón que escriba feo hoy, pero esta vez soy yo el que esta colgado.