20 de mayo de 2008

Just a kid.








.Una tras otra vas dejando atrás la desilusión de no ver si mis cicatrices son de ayer o de hoy.
Amo la forma en que no te impresionás, el polvo blanco en tu nariz diciendome que no te atrevés a mirar de verdad. Amo tu falta de respeto por vos mismo, tus pies salpicando la pared, tu pectoral manchando la pintura, tu incapacidad de encontrar el límite entre la realidad y tus propias mentiras. Amo tus caídas, amo tus pantalones en tus talones, la forma en rogas mientras me ves actuar, cómo te mordes los labios viéndome desde lejos - yo tan divertida esta noche, tan entretenida conmigo misma, vos tan hambriento, tan desesperado por ser útil, porque te sea útil -, amo tus carcajadas a mitad del guión, mis manos en tu cuello, el eco de tus gritos en la habitación. Todo el peligro que te envuelve y toda tu seguridad cuando te acercas al infierno de mi ser. Algo hiciste esta noche, algo hiciste mal. Y arranco toda tu piel. Es increible que puedas hablar, te aterroriza la idea de que te deje así, sin asesinarte del todo, sin acabar placenteramente con tu porquería de existencia. Una tras otra vas dejando atrás todas tus ilusiones. Mis cicatrices, te las regalo, te las doy, me comparto, me presto. Y no sabes aguantar, no sabes parar y tomás todo. Sos sólo un niño con mal temperamento.











2 comentarios:

Flor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Fuego dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.