2 de julio de 2008

DOLO SOLEDAD.


Desnudé mis cartas, mis manos y mis trenzas.
Y sin abrigo deje mis lunares, mi pelaje; mi escondite.
Entre los boquetes de la ciudad sin sol, me quito los trapos gastados y entreabriendo los labios de los atavíos, me dejo ver.
Desnudé mis sábanas de nombres impalpables y ecos sordos.
Escurrí los límites de la térmica y salvé mi piel de las estaciones.
Descorché mi alma embotellada.
Y pensé, que tal vez quisieras tomarla.

1 comentario:

Quijote (El insurrecto) dijo...

Non Mens rea: "No niego los perjuicios que mi alma ocasiona al mundo, ni mucho menos el error de mi cuerpo sobre este planeta. No obstante libaré de tus palabras hasta que el codicioso paso del tiempo disemine por los campos el ultimo estambre de mi cabeza" Non Mens rea